Sábado, 12 Junio 2021 00:45

Proteínas y regulación del apetito

La proteína es un nutrimento mucho más saciante que los hidratos de carbono y grasas tanto a corto plazo, en un lapso de 24 horas y a largo plazo. A corto plazo, las proteínas "rápidas" son más saciantes que las proteínas "lentas" y la proteína animal induce un efecto térmico mayor al ser digeridas cuando se compara con la proteína vegetal.

A largo plazo, la mayor saciedad es posterior a la absorción y termogénesis, las cuales se mantienen independientemente de la fuente de proteína. Varias investigaciones han examinado el efecto de las dietas altas den proteína sobre la saciedad donde diversos estudios han mostrado resultados subjetivos de que los participantes cuando consumen más proteína se sienten más saciados.

En resumen, la evidencia respalda la conclusión de que las comidas ricas en proteínas tienden a aumentar la saciedad en comparación con las comidas más bajas en proteínas, al menos a corto plazo. En general, el peso de la evidencia sugiere que las ingestas más altas de proteínas provocan una disminución de la ingesta energética posterior, aunque los resultados no son del todo consistentes ya que la saciedad parece estar influenciada por una amplia variedad de factores, entre los que se incluyen la palatabilidad, la cantidad de alimento, la densidad energética, la fibra y el índice glucémico.

Johnstone, A. (2012). Safety and efficacy of high-protein diets for weight loss. Proceedings of the Nutrition Society.
Visto 1349 veces